Las válvulas de mariposa usualmente sirven para aplicaciones de baja presión. Se pueden usar para abrir o cerrar el paso a un fluido o para regularlo aunque no es completamente recomendable. Se caracterizan por su operación rápida ya que abren y cierran a ¼ de vuelta. Existen válvulas de mariposa tipo wafer, lug  y bridadas en medidas desde 2” hasta 102”.

Las válvulas de mariposa son adecuadas para instalarse en espacios reducidos o donde la línea del proceso no puede soportar mucho peso. Las partes fundamentales de una válvula de mariposa son el cuerpo que puede ser de hierro, acero al carbón, acero inoxidable, el disco que integra los mismos materiales del cuerpo y el asiento que podrá ser principalmente de elastómeros como el EPDM o buna habiendo otros materiales adicionales según la aplicación de la válvula. Pueden ser usadas en manejo de agua limpia o con sólidos hasta cierto %, también puede tener uso para corrosivos como ácidos y muchos otros fluidos dependiendo de la presión y temperatura que se maneje en la línea de proceso.

Las válvulas de mariposa pueden ser operadas con palanca, operador de engranes o actuadores neumáticos o eléctricos. También existen las válvulas de mariposa de alto rendimiento las cuales soportan una presión y temperatura más altas y condiciones de operación más severas.

 Las válvulas de mariposa que VSI- ofrece se destacan debido a que se instalan directamente en los actuadores eléctricos y neumáticos  de VSI, y a otras marcas usando un diferente montaje. También por su bajo costo de construcción, tamaño compacto y las amplias posibilidades de combinación de materiales de cuerpo, disco y asiento, son muy utilizadas actualmente ganando mercado a otro tipo de válvulas como las de bola y las de compuerta.